El periódico DEIA, hoy lunes 27 de noviembre de 2017, se hace eco del 50 Aniversario del Club Yamagata.

Excelente entrevista a su Director Técnico  Iñaki González

El arte marcial que nunca muere

EL CLUB DE KÁRATE YAMAGATA CUMPLE 50 AÑOS Y MANTIENE LA VERTIENTE MÁS LONGEVA DE LA DISCIPLINA: EL SHOTOKAN

UN REPORTAJE DE YAIZA POZO – Lunes, 27 de Noviembre de 2017 – Actualizado a las 06:09h

 
El director del Yamagata de Bilbao, Iñaki González, sobre el tatami del veterano club.

El director del Yamagata de Bilbao, Iñaki González, sobre el tatami del veterano club. 

La paciencia, el coraje y la confianza son los tres pilares que porta un buen karateka sobre el tatami. El bilbaino Iñaki González, director y docente del club Yamagata, es uno de los que sabe apreciar este arte marcial. Lleva practicándolo desde hace más de 35 años, apenas cuando era un niño, y con el paso del tiempo se ha convertido en un estilo de vida. Es por eso que en cada clase trata de inculcar a sus alumnos los mismos valores que le enseñaron sus padres y sus maestros. Y este año es especial en su labor. El Yamagata llega a medio siglo de gritos y katas.

En octubre de 1967, un grupo de hombres excepcionales se reunieron y crearon este club de artes marciales, algo raro entonces y encima ubicado en un callejón, en el de la calle General Concha donde todavía se puede encontrar. Al frente se dispuso Javier Martínez Retana, presidente y figura clave del kárate en Euskadi. Con motivo de vincular un club con el país del sol naciente, Japón, decidieron denominarle Yamagata, como el nombre de una ciudad nipona mas bella y atractiva que el Bilbao de los años 60.

Desde entonces, las cosas han cambiado pero el kárate tradicional sigue vivo gracias a Iñaki González. En 1998, casi a punto de que el club desapareciese, el bilbaino apostó por mantenerlo, lo que supone para él “un orgullo continuar con lo que Martínez Retana dio a luz”.

“Que Yamagata cumpla 50 años supone ilusión porque se ha convertido en un referente de un tipo de kárate, el que llamamos shotokan, que es el más tradicional”, comenta el profesor.

Iñaki casi creció en este pequeño club, que ahora lo conforman una veintena de personas de todas las edades “desde los 15 hasta los 60 años”, matiza. Comenzó haciendo gimnasia y acabó enamorándose del que, a día de hoy, es su estilo de vida. Recuerda como “las primeras clases se me hacía difícil porque había casi 100 personas y yo siempre estaba el último pero me encantó. Yo no podría vivir sin hacer kárate”.

El club Yamagata ofrece también cursos de defensa personal únicamente para mujeres y les enseñan a salir de cualquier situación

Asegura que, una vez que te sumerges en esta práctica oriental, “te sirve tanto para tu vida personal como profesional”.

La pasión también puede convertirse en profesión y González es un claro ejemplo de ello. Gracias a esta práctica se ha colmado de paciencia y confianza en sí mismo. “Me gustan muchas cosas del kárate pero sobre todo la forma que lo he utilizado para mi día a día”, apunta. En los tiempos que corren, saber defenderte ante cualquier circunstancia es fundamental. Es por eso que el club ofrece desde hace un tiempo cursos de defensa personal para mujeres totalmente gratuitos porque “es importante que confíen y sepan qué hacer cuando estén en una situación de emergencia como un abuso o agresión externa”. Mucha gente asocia este deporte a una conducta violenta pero lo que no saben es que “un karateka nunca golpea, siempre defiende, en realidad es un arte de defensa. Confías en lo que tú sabes hacer”, expone. Según González, cada vez son más las personas que acuden al club “con ganas de hacer cosas”. “Hay que trabajar la mente, sirve para esquematizar pensamientos. Por eso somos muy perseverantes”, explica.

Está científicamente comprobado que esta disciplina tiene grandes efectos en la prevención de enfermedades y el director del veterano club lo avala. “Es una disciplina extraordinaria”, asevera. Por eso, cada vez que está sobre el tatami, saluda al dojo -superficie en el que se realiza el kárate- y se llena de energía y vitalidad. En ese instante demuestra el respeto por todos los elementos que conviven dentro de esta práctica oriental. “Soy vividor profundo del kárate como lección de vida”, admite.

HASTA EN OTRA VIDA González también es director de grados de la Federación Española de Karate. Es el que regula el nombramiento de los jueces que hacen los exámenes para cinturones de todo el Estado. El club se mantiene al tanto de las últimas novedades ya que hacen un seguimiento de la JKA (Japan Karate Association). Este hecho permite a sus alumnos examinarse por ambas instituciones y acudir a cursos impartidos por los maestros japoneses en de todo el mundo.

Ahora que el club Yamagata ha cumplido 50 años, González espera que siga manteniéndose vivo otro medio siglo más. “El kárate tradicional no morirá. Si logramos transmitir esa pasión a los alumnos, el club estará toda la vida en pie”, declara. No se imagina su vida sin este arte marcial. “Yo seguiré aquí hasta el día que me muera. Quiero irme haciendo lo que más me gusta, vivir por y para el kárate”, concluye.

http://www.deia.com/2017/11/27/bizkaia/bilbao/el-arte-marcial-que-nunca-muere

 

Con motivo de la celebración de los 50 años del Club Yamagata (1967-2017), algunos medios han puesto el foco sobre el acontecimiento y lo están cubriendo tanto en el ámbito gráfico como audiovisual.

Adjuntamos la entrevista a Ainhoa Izaguirre, representante del club, emitida en el programa SER Deportivos Bilbao de Radio Bilbao el pasado jueves 12 de octubre.

50 AÑOS DEL CLUB YAMAGATA

El club Yamagata se funda en Bilbao en Octubre de 1967 por Javier Martín Retana, siendo el primer Dojo que impartió clases de karate en el Pais Vasco.

En estos 50 años, han pasado por su tatami campeones del Mundo  y miles de alumnos de todas las nacionalidades.

Actualmente está dirigido por Iñaki González, cinturon negro 6ºDan y Director Nacional de Grados de la RFEK. 

Los próximos meses van a estar llenos de actividades para celebrar este aniversario.

Seguiremos informando en nuestra web, facebook, instagram y twitter

@clubyamagata

Oss

 

¿SABIAS QUE LOS ESTUDIANTES LIMPIAN SUS ESCUELAS Y DOJOS?

Deberíamos aprender de la disciplina y educación Japonesa. Se trata de una práctica de la que se sienten orgullosos.

En la escuela y dojos un alumno no sólo estudia las materias, también aprende a cuidar lo que es público y a ser un ciudadano más consciente.

El sistema educativo de Japón ante los ojos extranjeros puede parecer rígido o muy estricto, pero en realidad lo que intentan destacar es que la educación es considerada un asunto muy serio. Es una tradición que se tiene en las instituciones educativas, además que la obligación hace que los niños entiendan la importancia de limpiar lo que está sucio.
 
Esto no quiere decir que las escuelas de Japón no cuenten con personal encargado de limpieza; sí los hay y se les conoce como yomushuji

“Esto demuestra el nivel de organización del pueblo japonés; aprende desde pequeño a cuidar el patrimonio público que va a ser utilizado por las próximas generaciones” (Michie Afuso).

 

 

 

Es habitual oír que el karate es una forma de vida y que puede ser practicado tanto por pequeños como por mayores.

De hecho, los grandes maestros han practicado karate durante toda su vida y nos han impresionado con sus demostraciones de flexibilidad, potencia, equilibrio y agilidad.

Sin embargo, pocos estudios científicos han estudiado los posibles efectos de la práctica del karate sobre la salud y el bienestar en la tercera edad.

Mientras muchas empresas diseñan aparatos, videojuegos y aplicaciones para móvil, tratando de mantener las capacidades cognitivas de las personas mayores, parece que estamos olvidando la posibilidad de utilizar un arte centenario que podría frenar el deterioro neuronal propio del envejecimiento. Además, el karate tiene la ventaja de trabajar al mismo tiempo las capacidades físicas y las cognitivas.

Por ejemplo, se podría mejorar el equilibrio con un ejercicio de kihon, la memoria con un kata o la reacción a estímulos visuales a través del kumite (utilizando protecciones adecuadas para evitar lesiones). ¿Os imagináis a un grupo de octogenarios realizando el un kata? Estarían trabajando simultáneamente respiración, tonificación muscular, control postural, equilibrio, memoria motriz,…

Referencias:

Garatachea, N. & Lucia, A. (2013). Genes, physical fitness and ageing. Ageing Res Rev,12(1): 90-102.

Jansen, P. & Dahmen-Zimmer, K. (2012). Effects of cognitive, motor, and karate training on cognitive functioning and emocional well-being of elderly people. Frontiers in Psychology, 3, Article 40.

Fuente: http://odequel.wordpress.com/

Más información: El Karate en la tercera edad F.Martín 1996

katas-y-f-c2Según la medicina tradicional Oriental los movimientos que realizamos no solo los memoriza el cerebro si no que se memorizan en determinados órganos.

Los movimientos que encontramos en los Katas estimulan la circulación sanguínea, siendo la realización de ejercicio aconsejado por los Médicos.

Con los Katas tenemos la ventaja sobre otras formas de ejercicio, el trabajo de prácticamente todas las articulaciones del cuerpo lo que nos serviría para prevenir y retrasar los síntomas de la temida artrosis.

Como podremos ver en el articulo del Doctor Francisco Aboitiz (Francisco Aboitiz, Ph. D. Profesor Asociado, Facultad de Medicina,) se trabaja gran parte del Cerebro lo que posiblemente nos serviría para mejorar, evitar o retrasar posibles enfermedades de falta de memoria.

El entrenamiento en esta disciplina permite reforzar formas de memoria y estados de atención que son fundamentales para el desarrollo motor y cognitivo, y cuyas bases neurológicas comienzan a comprenderse poco a poco.

Una de estas formas de memoria es la llamada memoria procedural, que consiste en la automatización de rutinas de movimientos aprendidos. 

En una primera etapa, el aprendiz es consciente de los movimientos, las posturas y la secuencia que debe seguir durante la ejecución del kata.

En una segunda etapa los movimientos comienzan a ocurrir en forma inconsciente o automática. Cuando se interioriza un kata ocurre un desplazamiento de la representación de la secuencia de movimientos hacia regiones mas profundas del cerebro. 

El entrenamiento del karate no debe ser considerado un mero ejercicio físico, sino que involucra además el desarrollo de regiones  del cerebro que participan en elementos tan fundamentales como son la memoria, la atención y el balance emocional.

 

¿Por qué los karatekas incluyen el kata como parte de su entrenamiento?. 

Sin una comprensión de la información y técnicas incluidas en el kata, el Karate es un arte muy limitado.

Los fundadores de nuestro arte eran hábiles luchadores que entendían cómo ocurrían las peleas reales.

Los katas son el vehículo a través del cual las técnicas y principios combativos de un maestro o estilo en particular son transmitidos de generación en generación. 

La intención de los katas es ser utilizado  como sistema de auto-defensa.

La inmensa mayoría de peleas reales también se desarrollan en distancia corta y por consiguiente la inmensa mayoría de aplicaciones de kata son también para su utilización en esa distancia. Las proyecciones, derribos, estrangulaciones, luxaciones, inmovilizaciones de piernas, dedos, muñecas, torceduras de cuello, lucha de suelo, etc. son comunes en los katas.

El propósito primario del kata es permitirnos infligir dolor sobre nuestros agresores en respuesta a actos de violencia no provocados. 

Gichin Funakoshi en su libro “Karate-Do Kyohan” expone: “Una vez una forma ha sido aprendida, debe ser practicada repetidamente hasta que pueda ser aplicada en una emergencia, ya que el conocimiento de sólo la secuencia de una forma en Karate es inútil”. Deberíamos recordar que los katas son el medio para alcanzar un fin, y no un fin en sí mismos.nder las artes marciales es un proceso lento y metódico. Sería una insensatez lanzar a los grados más bajos al “combate de todo incluido”. Primero deben aprender el

http://www.iainabernethy.co.uk/article/bunkai-karates-forgotten-95

La traducción más aproximada para sensei es instructor, literalmente “nacido antes”.

Para ser sensei era ineludible tener mayor edad que el alumno, pues se daba por sentado que no es posible alcanzar mayor conocimiento que una persona que ha vivido más.

En las artes marciales tradicionales cobraba una especial relevancia en tiempos de guerra, pues la vida del samurái estaba marcadamente acentuada por la disciplina militar.

Sin embargo, fuera de ese ámbito, el valor del sensei no era tan encumbrado como la sociedad occidental entendió a finales del siglo pasado, cuando las artes marciales japonesas se extendieron por Europa y América. Fue entonces cuando se le rodeó de un halo de misticismo casi sobrenatural.

En realidad, existe la denominación de sensei para cualquier oficio y por ejemplo en Okinawa, donde aún se mantiene el sistema antiguo de enseñanza del Karatedo, el sensei solo desempeña su rol durante el entrenamiento, convirtiéndose en un miembro más de la comunidad cuando abandona el dojo.

FACTORES IMPORTANTES A TENER EN CUENTA PARA EVITAR LESIONES EN KARATE

CALENTAMIENTO

Cuello: los giros completos gastan el eje de las vértebras cervicales.

Brazos: los esguinces en los músculos pectorales y ligamentos alrededor del hombro.

Hombros: los hombros sufren cuando los lanzamientos antero-posteriores son bruscos.

Caderas: dependerán de las posiciones y de la colocación de los pies, y el peso colocado sobre los pies.

Rodillas: el mejor calentamiento son los movimientos circulares en semi-flexión suave. Las hiper extensiones son desaconsejadas. La posición de sentarse entre las piernas debe vigilarse por el grado de flexibilidad de los cruzados y laterales.

LAS POSICIONES Y SUS DEFECTOS DE BASE

1. El zenkutsu dachi puede producir mucho daño en la rodilla si está mal ejecutado. No debemos bloquear la rodilla posterior girándola hacia afuera ya que se ejerce una presión peligrosa sobre los cartílagos y los ligamentos laterales, especialmente el interno. Con la cadera al frente, Gyaku Hanmi, la rodilla debe mirar al frente, esto protege la articulación de la rodilla, ligamentos y tendones.

2. En kokotsu dachi es importante mantener la cadera blanda, sin rigidez, no dejar caer la rodilla delantera ya que presionaría la articulación y desconecta el cuadriceps. Las caderas vueltas hacia los lados es peligroso ya que desplazan la rótula y el pie posterior debe mantener el ángulo de 90º.

3. Un buen Kiba Dachi aumenta la potencia de las caderas. Los errores a evitar: caderas hacia afuera con daño en la región lumbar. Los ligamentos laterales quedan en un punto de stress si los pies quedan vueltos hacia afuera y las rodillas se hunden.

LOS BLOQUEOS

Age Uke: Con inhalación la mano de defensa va hacia afuera, en la posición de bloqueo, en línea con el mentón, se debe ir exhalando el aire, rodilla posterior exterior del pie de apoyo trasero.

Puntos a evitar:

Girar la cadera hacia atrás y no girar la rodilla. Llevar la rodilla de delante hacia adentro. Llevar la cadera demasiado hacia atrás tiende a sacar el codo fuera del cuerpo. El cóccix es llevado hacia arriba demasiado apretado provocando una hiperextensión de la región lumbar. Todo este trabajo es aplicativo en Haito-uke, Haito-uchi y Shuto- uke.

Soto uke: Tanto Uchi-uke como Soto-uke requieren que la rotación del codo y antebrazo sean sincrónicas. La altura del brazo en carga es: índice a la altura de la oreja izquierda con inspiración completa. El brazo de ataque bajo, la rodilla gira dejando unos pocos centímetros de movimiento detrás de la rodilla, de manera que la pierna nunca está recta ni trabada. El cuerpo queda bloqueado simultáneamente, en especial los aductores, exhalar el aire.

Uchi ude uke: Igual que en el anterior el codo y el antebrazo serán sincrónicos. Llevaremos la mano izquierda a través del hueso de la cadera, el pulgar encima e inspirar, con el toque de la cadera espirar bruscamente llevando la cadera derecha hacia atrás y la izquierda hacia adelante. No contraer los músculos del brazo precipitadamente ya que ello modificaría el ángulo correcto del antebrazo con el brazo resultando un bloqueo débil. No sobresalir el codo del pecho.

Gedan-barai: Palma del puño izquierdo envolviendo la oreja derecha, inspiración profunda, bajar el brazo medio recorrido con una espiración brusca, el movimiento de rotación de caderas y de rodilla igual que las anteriores, no hiperextender el brazo, evitando lesiones del codo.

Puntos a tener en cuenta: La respiración es una parte importante del ejercicio, inspirar completamente llenando los pulmones, bajo, medio y alto. Ningún grupo muscular debe sobrecargarse, es importante recordar que la extensión violenta y repetida del codo y rodilla pueden ocasionar lesiones.

 LA RESPIRACIÓN

La postura influye sobre la respiración y la respiración sobre nuestro estado físico y mental.

Un número considerable de personas respiran con 1/6 de su capacidad respiratoria, tenemos que aprender a respirar ejecutando las técnicas de karate.

La respiración rápida y agitada, fatiga inmediatamente, una postura equilibrada confiere serenidad, vigilancia.

EL TZUKI

Tzuki: los brazos deben funcionar a la vez con sincronía, con una acción igual pero opuesta. Esta economía de movimiento proporciona mayor estabilidad al cuerpo en lo que se refiere al equilibrio y estabiliza el tzuki en su trayectoria. Para el enfoque, apretar los hombros hacia abajo, no bloquear el brazo recto, el hueso no debe chocar contra hueso (mostrar lo negativo de la hiperextensión). El codo reacciona muy mal a los movimientos violentos y a las hiperextensiones.

Gyaku-tzuki: tiene mayor propulsión de las caderas y la fuerza de empuje de la pierna posterior que aplasta el suelo añadiendo fuerza de impulso.

Mantener la espalda recta y relajada, caderas en ángulo de 45º, no necesitamos llevar las caderas más atrás presionando el suelo, no hiperextender la pierna posterior. Cuando se efectúa la técnica, el brazo se desplaza hacia adelante, giran las caderas y rota la pierna de atrás, la rodilla gira hacia abajo. Rodilla delantera hacia adelante, no debe moverse hacia afuera. Mejor mover ligeramente el torso hacia adelante ya que lo contrario podría tener un efecto perjudicial sobre la zona lumbar.

Puntos a evitar: No empujar excesivamente el brazo desbloqueando las caderas entendiendo la espalda imponiendo una gran tensión.

EL GERI

Geri: Mecánica progresiva: elevar la rodilla, mantener la cadera baja, pie en línea con el objetivo.

No hay que bloquear la articulación de la rodilla que patea. El pie debe buscar el objetivo en línea recta. Es importante mantener el peso sobre la pierna de apoyo, ya que obtendremos un mejor equilibrio y optimizar la acción de retroceso.

Puntos a evitar: No hiperextender y bloquear la articulación de la rodilla en el punto más alto de la patada. No girar el pie de apoyo ya que el cuerpo empujaría de un modo antinatural la articulación de la rodilla de apoyo. La altura de la patada nunca por encima de la altura de balanceo. Si la correlación entre la cadera y la rodilla no es la adecuada la técnica no será efectiva y posiblemente lesiva.

Geri keage: La flexibilidad del tobillo determina la altura de la patada, la rodilla se eleva tanto como se pueda, es determinante tener la cadera relajada, no trabar la rodilla. Naturalmente los hombros deben mantenerse bajos, esto ayudará a estabilizar el cuerpo. Para esta patada tenemos que tener buena flexibilidad en la cadera.

Mawashi geri: En esta patada el cuerpo debe estar ligeramente desplazado hacia adelante, es muy importante pivotar sobre el pie de apoyo, la flexión de la nalga opuesta al impacto nos hará enviar la pierna ligeramente más arriba. Usar los músculos del cuadriceps para mantener la rodilla de apoyo estable en todo momento.

Puntos a evitar: La falta de rotación de la pierna de apoyo produce una presión estresante sobre los ligamentos laterales y mediales. El cuerpo no debe inclinarse hacia atrás, lo que puede ser motivo de lesiones de espalda.

Yoko geri kekomi: En el kekomi básico hay que mantener doblada la pierna de apoyo, pivotar el pie de apoyo de modo que el talón este apuntando en la dirección de la patada. Los glúteos estarán prietos. Los músculos de la pierna de ataque producen una sensación de rotación, parecido al giro del Tzuki, esta acción ayuda a bloquearse sin tensión innecesaria. De no producirse la acción de giro, los músculos no se bloquean con normalidad. La parte posterior de la rodilla queda con una semi-flexión de unos pocos centímetros ya que lo que bloquea la pierna de ataque es la cadera.

Puntos a evitar: Si no giramos el pie de apoyo, se produce una acción brusca de giro centrada en la rodilla de apoyo. Esto a su vez produce una presión sobre el cartílago de la rodilla que efectúa la patada y nos coloca el cuerpo en una posición antinatural y muy peligrosa. El músculo popliteo de detrás de la rodilla corre peligro si la pierna que da la patada está recta y forzada. La pierna de apoyo es vulnerable si el pie no pivota correctamente con la rodilla ligeramente flexionada.

 

Autor y fuente original: Jose Baeza López

Instructor de Karate

ENTRENAMIENTO DE KARATE SIN LESIONES