HARADA MITSUSUKEUno de los alumnos directos de Gichin Funakoshi y Gigo Funakoshi , el maestro Shigeru Egami, reparó en las condiciones del joven Harada y lo invitó a perfeccionar su aprendizaje bajo su dirección. Aunque el maestro Harada es de pequeña estatura y no muy fuerte, el maestro Egami vió en seguida en él a un hombre con una visión diferente a quien decidió ayudar en su camino y a la vez que pudiera sacar provecho de su potencial. Eran horas interminables de oi-tsukis y mae-geris que Harada debia lanzar una tras otra mientras Egami las aceptaba en su busqueda de aplicar de manera perfecta el tiempo y la distancia, construyendo la condicion necesaria del cuerpo para controlar al oponente.

El maestro Harada, a lo largo de estos años ha desarrollado metodos propios de practica que facilitan la sensibilización y comprensión del alumno. En estos métodos únicos de práctica el estudiante puede desarrollar y crear el cuerpo adecuado para el karateka.

La movilidad : para conseguirla debemos empezar por caminar correctamente, distribuyendo el peso adecuadamente para evitar balanceos, manteniendonos relajados peo mentalmente activos de forma que nuestros musculos nunca permanezcan rigidos, por el contrario la sensacion debe ser de continuo bombeo. Y sobre todo, el control de los pies.

La distancia : utilizar correctamente nuestras piernas y cadera, un buen contacto de los pies con el suelo, el centro de gravedad bajo, la respiración regular y un cuerpo erguido y relajado nos permitiran controlar la distancia incluso retrocediendo donde se hace imprescindible el dominio del paso deslizante y el fudo dachi.

La sincronización :  con el otro exige ser capaz de leer su cuerpo y para ello la concentración debe ser absoluta. El primer paso será entonces ser capaces de conservar una movilidad que nos permitirá desplazarnos a la misma velocidad que nuestro adversario.

La estabilidad : física y mental. La ausencia de reacción en el momento del contacto con el adversario nos permitirá continuar con nuestra acción de manera eficaz

NISHIYAMA HIDETAKA Nishiyama nació el 10 de octubre de 1928 en Tokio, Japón. Durante su infancia el karate era mayormente desconocida en Japón, y los niños estaban obligados a entrenar, ya sea en el judo o el kendo en la escuela. Él comenzó a aprender kendo en 1933 y judo en 1938.

En 1943 se inició en el Karate Shotokan en el Hombu Dojo, en virtud de su fundador, Gichin Funakoshi. Su interés en el karate se había despertado por dos cosas: un viejo libro escrito por un maestro de la espada (Nishiyama estima que el libro fue escrito alrededor de 1550 ), y Zoku Sugata Sanshiro (1945), una película de Akira Kurosawa. En 1949 fue el encargado del programa de formación de los instructores de la JKA  hasta finales de 1950.

En 1952, Nishiyama comenzó a dar clases de karate al personal militar del Comando Aéreo Estratégico (SAC). Los otros instructores de karate para este programa incluyen a Masatoshi Nakayama y Isao Obata. Al año siguiente,  la Fuerza Aérea general Curtis Lemay de Estados Unidos invitó a varios instructores, incluyendo Nishiyama, para recorrer las bases aéreas en el continente de América del Norte. En julio de 1961, Nishiyama se mudó a los Estados Unidos de América, por invitación de sus alumnos de la SAC, y fundó el All American Karate Federation (AAKF).

SUGIURA  MOTOKUNI Su carrera del karate empezó en su juventud, cuando se convirtió en un estudiante de karate Shotokan. En la Universidad estudió bajo Funakoshi Gichin pero sobre todo con su segundo hijo Yoshitaka. Después de su graduación en 1944, el Maestro Sugiura pasó un año en el Cuerpo Aéreo Tsuchiura Armada, pero pronto volvió al arte marcial que amaba, y reanudó su entrenamiento de karate con el Maestro Nakayama Masatoshi.

En los años 50 fue nombrado director de la JKA siendo el comienzo de una vida de contribución al arte del karate. No sólo se enseñó en la sede  de la JKA, sino también ayudó a establecer las reglas para los torneos. En la próxima década, comenzaría el estudio para ayudar a promover el camino del Karate en todo el mundo. En 1961, ayudó a editar los «Fundamentos de Karate-do».

Uno de los mayores regalos de Maestro Sugiura a la JKA ha sido su enfoque constante en lo básico: kihon, kumite y kata. Como el mismo enfatiza :

  • kihon nos enseña cómo mover, asegurando nuestra técnica de manera impecable.
  • kumite nos enseña a concentrarnos, y cómo aplicar mejor nuestra técnica de potencia máxima.
  • kata nos enseña tanto a la vez, y abre el camino hacia el cuerpo-mente unidad que es el alma de karate.

OKUYAMA TADAOOkuyama Tadao era un personaje muy enigmático. Antiguo miembro    de la Universidad de Waseda. A diferencia de la mayoría de los Maestros de hoy en día, famosos por haber viajado y transmitido el karate por muchos países, él permaneció siempre en el anonimato y  poco o nada se sabría de él si no fuera por lo que los Maestros Harada, Kase y Kawanabe han contado.

A nivel técnico tenía un sistema de absorber para devolver, con el uso de todo el cuerpo relajado, pero músculos explosivos, como una serpiente por así decirlo. Okuyama no se sentía cómodo del todo con la filosofía y técnicas de los Funakoshi ya que siempre estuvo interesado en mejorar la potencia y velocidad de las técnicas mediante la combinación de mente, músculo y respiración con el fin de ser más fuerte y rápido.  Por ello decide abandonar la enseñanza de la Universidad de Waseda y realizó un retiro a la montaña de Tsukuba en la prefectura de Ibaraki. En los próximos años se centraría en la búsqueda del verdadero karate. Estudió los animales y las plantas mediante el movimiento de la naturaleza. Consiguió su objetivo de alcanzar la armonía “Ten-Chi-Shin” (cielo-tierra-hombre).

Posteriormente, abandonó el Karate y se centró en estudiar y entrenar una variante del Aikido clásico, el Shinwa Taido. También pasó a formar parte de la secta político religiosa llamada Omoto-Kyo, que propugnaba la necesidad de lograr la armonía con la Naturalezay la purificación del cuerpo y del espíritu. Ya en los 80 y hasta 2001, se dedicó a enseñar Kotodama Tsurugi, un método de espada.

Excéntrico, solitario, luchador y, para los que le conocieron, un auténtico genio. Es lo poco que se puede decir del desconocido Okuyama Tadao.

 

NAKAYAMAMasatoshi Nakayama nació en Kanazawa, Japón, en una familia de antiguos guerreros feudales o samurai del Clan Sanada, dedicada a la enseñanza del arte clásico de esgrima o Kenjutsu.  En 1932, cuando Nakayama llegó a Takushoku para empezar sus estudios en idiomas, pensó en continuar su práctica del kendo. Pero debido a que leyó mal el horario, se presentó al dojo cuando el grupo de karate estaba practicando y quedó fascinado por lo que vio :tal y como mencionaría más tarde : «yo me olvidé completamente de los entrenamientos de kendo». En esos momentos, el maestro Gichin Funakoshi estaba enseñando personalmente y el entrenamiento era agotador. Sólo aproximadamente el 10% de los estudiantes duraban más de seis meses. Los entrenamientos consistían fundamentalmente en 50/60 repeticiones detalladas de un solo kata, y alrededor de 1000 golpes al makiwara, con las manos y pies.

En mayo de 1949 ayudó a fundar la Asociación Japonesa de karate (JKA)

Aunque el maestro Gichin Funakoshi era la cabeza honoraria de la nueva organización, el maestro ya tenía 81 años en el momento de la fundación, y escogió al joven Nakayama como instructor Principal de la J.K.A. En 1947 Nakayama se convirtió en el entrenador del equipo de karate-do de la Universidad de Takushoku. En 1952 se le contrató como parte del personal de educación física y tras completar sus estudios en esta rama de la educación, llegó a ser el director de la facultad. Entre sus muchos logros están la creación de las bases y estructura inicial del karate deportivo, el programa de entrenamiento de instructores de la J.K.A., y la expansión del karate-do en los Estados Unidos y en el resto del mundo. En 1965 publicó su libro «La Dinámica del Karate» (2 tomos) y en 1977 la serie «El Mejor Karate». Otros libros de gran reconocimiento son: «Las Katas de Karate» (5 tomos) y «Karate Superior» (11 tomos).

Entrevista exclusiva del maestro Nakayama en 1987

Video del sensei Nakayama