karate

¿Empezando en Las Artes Marciales?

3 consejos que necesitas saber

Las artes marciales no es algo que puedes aprender simplemente en Youtube, a través de tutoriales o vídeos demostrativos de aficionados. Lo que necesitas es un maestro que esté atento a tus movimientos y te corrija cada paso. Eso, y practicar una, y otra, y otra vez ¡hasta que lo tengas dominado!

Hay muchísimas escuelas de artes marciales, pero, seamos sinceros, no todas son buenas. Por ello, ¿cómo saber si has elegido la escuela correcta? ¿Qué deberías tener en cuenta a la hora de buscar una escuela? Aquí tienes cuatro consejos para encontrar tu dojo perfect0

1.- Investiga y visita diferentes escuelas

Haz una lista de las escuelas de artes marciales que tienes alrededor y aquellas que impartan tu disciplina. Si la academia ofrece una clase de demostración, ¡pruébala! Porque si nunca has entrenado, ni has visto una clase de artes marciales, necesitarás visitar varias escuelas antes de elegir una.

El primer paso debería de ser ir a un gimnasio y sentir lo que allí pasa. Acude a varias clases. El tiempo que dediques a entrenar estará influenciado por el tipo de personas que estén en tus clases. Si tus compañeros te inspiran camaradería y familiaridad, te será fácil acudir a tus sesiones y aprender. Si por el contrario, no te inspiran confianza, se te quitarán las ganas de ir a clases.

El siguiente paso es saber si el sparring está bien seguro. Es necesario tener un balance para garantizar que la seguridad y el aprendizaje van de la mano.

Deberías ver a los estudiantes, si disfrutan de sus clases y de si tienen respeto a su profesor. Intenta hablar con ellos y averiguar qué es lo que les gusta de la escuela. Habla con los profesores para saber si sus objetivos encajan con los tuyos

2.- Busca un buen instructor

El maestro ideal de artes marciales es aquel que sabe establecer una estrecha y sólida relación con sus alumnos. ¿Es experto en artes marciales? ¿Sientes que esta persona puede ayudarte a aprender? ¿Corrige los errores de los estudiantes o les deja que ellos mismo se den cuenta? Sus habilidades para enseñar determinarán lo bien que puedes llegar a sentir en el gimnasio.

Aconsejamos evitar aquellas academias que enseñen muchas artes marciales. Es mejor aprender al lado de alguien especializado en una disciplina en concreto. Por ejemplo, si quieres aprender karate, te aconsejamos entrenar en un dojo de karate, no en una escuela donde el karate sea una de las diez disciplinas impartidas por un mismo maestro. El enfoque es la clave.

3.- ¡Localización, localización, localización!

La proximidad de una escuela con tu casa o lugar de trabajo es de gran importancia y deberías considerarlo prioritario a la hora de elegir dojo. Aunque una hora puede parecer poco tiempo, ten en cuenta que será dos o tres veces por semana, mínimo.

Y, sobre todo, encuentra una escuela que se adapte a tus necesidades, pero dentro de una distancia prudente.

En resumen, tanto si acudes al dojo para entrenar, como si quieres aprender a perfeccionar un arte marcial, la escuela te exigirá un alto nivel de compromiso, se enfocará en ayudarte y mejorar tu técnica.

Una buena escuela de artes marciales tiene unos rigurosos estándares para conseguir el cinturón negro.

Esta lista es solo una pequeña muestra¿Qué otros consejos añadirías? ¿Qué criterios has utilizado para elegir tu dojo?

FACTORES QUE CONFORMAN EL KIME

KIME

(Gráfica:Roberto González Aramboure)

 

Kime (極 め) significa “conclusión, final” y es el término que se utiliza en Karate-do para hacer referencia a la energía, la potencia que el karateka debe ser capaz de aplicar en sus técnicas.

Si el KIAI es la forma de proyectar la Energía “KI” a través del grito, el KIME lo es para proyectar el KI con la ayuda del cuerpo, concentrando toda la fuerza física y mental en el instante final.

Es el paso de la relajación a la contracción de los músculos, en el momento del impacto.

Como decía el Maestro Egami, relajación-tensión, de 0 a 100. Y como nos recalcaba el Maestro Harada, cuando el golpe haya detenido su trayectoria, la energía continuará traspasando la barrera física.

Cuando se lanza un golpe es muy importante realizar el recorrido de todas las técnicas en total relajación de la musculatura implicada en la ejecución. Se consigue así una mayor velocidad y explosividad de movimiento, a la vez que evitamos el cansancio prematuro, pues gastaremos menos energía durante el trayecto, pudiendo aplicar la máxima eficacia de la técnica en el impacto.

El cerebro manda la orden de ataque, con lo que el movimiento se desencadena a partir de una contracción muscular máxima de los músculos implicados en el movimiento. Esta contracción ha de ser explosiva.

Una vez el puño se ha lanzado, la musculatura del brazo se relaja. Esto hace posible una velocidad máxima para el brazo, que redunda en un aprovechamiento más efectivo de la técnica. Una vez alcance su destino, la máxima extensión del brazo coincide con una contracción máxima de la musculatura implicada.

Ésta ha de durar el tiempo suficiente como para permitir que la energía del golpe se transmita a nuestro oponente, ya que no olvidemos que al golpear contra algo con una fuerza determinada ese algo nos devuelve una fuerza igual pero de sentido inverso a la que hemos aplicado.

Por consiguiente, si una vez aplicada la técnica la tensión cesa en ese mismo momento, parte de la energía del golpe se perderá, mientras que si se mantiene la contracción máxima durante unos instantes se logra un doble efecto de la técnica y la transmisión completa del Kime.

No hay que olvidar que, para un perfecto aprovechamiento del Kime, es necesario llevar el brazo contrario al hikite, de modo que coincide el momento de aplicación del Kime con la llegada del puño contrario al hikite.

En Karate, el entrenamiento en las Artes Marciales es exigente y sirve para fortalecer el cuerpo.

Si únicamente se fortalecen y utilizan los músculos, y todo depende de la fuerza física, una persona pequeña o más débil nunca podría vencer a otra físicamente más fuerte.

¿Por qué un practicante de Artes Marciales puede ser capaz de vencer en un combate a una persona físicamente más fuerte? Pues por su mayor experiencia y dominio de las técnicas de defensa y ataque, y porque a pesar de no tener músculos tan fuertes, sabe utilizarlos correctamente, y aplicar así la fuerza de todo el cuerpo, sacando el máximo partido a la fuerza de que dispone.

Los tres elementos fundamentales para conseguir generar y aplicar la máxima potencia en las técnicas son:

•Posición firme.

•Giro de cadera.

•Respiración.

Las Artes Marciales pretenden ir más allá de la fortaleza física y hacer que el individuo llegue a dominar la energía interna del cuerpo. Los músculos se debilitan a medida que el cuerpo envejece, pero los Grandes Maestros, en edades avanzadas, han conseguido tras años de entrenamiento adquirir un dominio de la energía que les hace ser claramente superiores en fuerza, más fuertes incluso que los practicantes más jóvenes, en plenitud de sus facultades físicas.

En Japón se cree que la fuente de esta energía es el hara, el vientre. La clave principal para lograr generar este poder está en la respiración. No es algo en absoluto fácil de alcanzar, se trata de una de las metas más elevadas del Karate.

KIME

 

karate fisica mecanica

Según los clásicos de la esfera deportiva como Ozolin, Harre, Matvéev y otros, la técnica garantiza realizar un movimiento con un mínimo de esfuerzo y un máximo de eficacia pero… ¿Qué hay detrás de esa frase?
La respuesta a esta interrogante pudiera buscarse en diversas ciencias como la psicología, fisiología y otras, pero en este caso nos basaremos en la más simple de todas a nuestro entender: La física mecánica, que busca la explicación de los cuerpos y sus movimientos, y dentro de ella no puede obviarse las leyes de Sir. Isaac Newton. El ejemplo tomado en este artículo es el de la técnica más usada en el Karate-do, como es el Zuki o golpe directo con el puño.

Cuando estamos aprendiendo (y perfeccionando) la técnica del Zuki en el dojo, nuestro sensei hace particular énfasis en diversos aspectos esenciales. Seguidamente trataremos de fundamentar la importancia de estos aspectos, que buscan como premisa principal incrementar la potencia del golpeo.

Cuando estamos en la guardia (kamae) siempre nos indican que debemos realizar un movimiento de vaivén con los talones, como el mismo realizan los boxeadores, esgrimistas, en balonmano, hockey polo acuático y otros deportes. Con ello solo se está cumpliendo la primera ley de Newton (de la inercia) que define: “El estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme (MRU) de un cuerpo se mantiene mientras sobre él no actúen otros cuerpos o las acciones de éstos se compensen”. Sobre esa base, mientras estemos inmóviles en la guardia (reposo), será más difícil comenzar a movernos (MRU). Esta puede asumirse como la primera fuerza que actúa a favor de la técnica a ejecutar.

Empuje de la pierna de apoyo

Desde el kamae, la primera acción consiste en un vigoroso empuje con la pierna atrasada contra el suelo, muy similar a la arrancada de los corredores de velocidad o los saltadores. Una vez más estamos haciendo alusión a Newton (tercera ley de -acción y reacción-) que expresa: “Los cuerpos actúan uno sobre el otro con fuerzas de igual módulo y dirección, pero en sentido opuesto”.

Musculatura de la pierna

Según Newton, específicamente su segunda ley o ley de las fuerzas, “la fuerza que actúa sobre un cuerpo dado es igual al producto de a masa de este por la aceleración que dicha fuerza comunica al cuerpo”. Mientras mayor masa muscular se encuentre vinculada a la acción, la ejecución tendrá una mayor fuerza resultante por la sumatoria de las fuerzas actuantes. Esta es la tercera fuerza a favor de la ejecución.

Músculos del tronco

Por la acción de la rotación de la cadera, así como de la acción hacia atrás del brazo opuesto al que realiza la ejecución del zuki, se logra incorporar a la ejecución una serie de músculos del tronco como los paravertebrales y otros en función de la acción, cuya explicación es la referida en la musculatura de la pierna. Esta es la quinta fuerza a favor de la ejecución.

Rotación de los hombros

La explicación es similar a la referida en el punto anterior, y ello propicia la acción de los músculos Deltoides, Esternocleidomastoildeo, trapecio, dorsales y otros. Esta es la sexta fuerza a favor de la ejecución.

Empuje del brazo al frente

La explicación es similar a la referida en la musculatura de la pierna, y ello garantiza la inclusión de los músculos, bíceps, triceps, pectorales y otros. Esta es la séptima fuerza a favor de la ejecución.

Rotación del brazo que ejecuta la acción

El movimiento que presupone esta acción es de vital importancia porque los movimientos curvilíneos (principio de la balística) garantizan la estabilidad de la trayectoria y esto evita que se disperse la fuerza y por el contrario se concentre en un punto específico. Esta es la novena fuerza actuante a favor del movimiento.

Componente gravitatorio

Cuando realizamos el paso al frente para buscar una mayor amplitud del paso en nuestro ataque, involuntariamente desciende nuestro centro de gravedad corporal. Esta fracción de la fuerza que atrae los cuerpos hacia la tierra, es la décima en sumarse a favor de nuestra ejecución.

Movimiento rectilíneo uniformemente variado

Este aspecto se refiere al carácter de aceleración progresiva que se presenta en la técnica de ataque, en la cual se parte de una velocidad mínima y en el momento de impacto se alcanza la mayor aceleración posible.

Fuerza de rozamiento

La duodécima fuerza actuante en nuestro movimiento es la de rozamiento, reconocida como aquella que: “surge durante el movimiento de un cuerpo por la superficie de otro y que está dirigida en sentido opuesto a la velocidad”: esta fuerza debe ser disminuida en lugar de aumentada. La misma se presenta entre el pie que busca al frente y el suelo. Este movimiento debe ser no tan alto para evitar ser barridos o perder demasiado tiempo, pero tampoco tan cercano al piso que frene en exceso el desplazamiento.

Una persona desconocedora de la técnica, en un ataque de brazo, solo podrá ser capaz de utilizar la fuerza del propio miembro (explicado en Empuje del brazo al frente). Por el contrario, una persona conocedora de los patrones técnicos podrá emplear a su favor los puntos anteriormente mencionados, así como otros no abordados en este trabajo, mediante el establecimiento de una extensa e integrada cadena cinemática.

Fuente original : efdeportes.com
Roberto González Haramboure PhD Hanshi

 

Psicologia-deportiva

¿TIENES MADERA PARA SER UN BUEN ENTRENADOR?

Los entrenadores, como sus deportistas, poseen ciertas fortalezas y debilidades. Después de todo, nadie es perfecto. Sin embargo, es importante, si quieres ser un entrenador con éxito, que identifiques cualquier debilidad a nivel comunicativo para que puedas mejorarla.

Los siguientes párrafos describen un número de aspectos a tener en cuenta para asegurar una comunicación eficiente y conseguir ser un buen entrenador deportivo. En cualquier caso, ten en cuenta que son múltiples los aspectos a tratar. 

1. Consigue interés (la atención).Asegúrate de que los deportistas están preparados para escuchar antes de empezar a hablar.

2. Saca ventajas a tu voz. Dominar las cualidades de la voz, puede ayudar a mejorar la calidad de la recepción. Si cambias el tono, énfasis y velocidad de la voz, posiblemente, mantendrás la atención de los deportistas durante mucho más tiempo.

3. Desarrolla las habilidades no-verbales. Más del 90% de toda la comunicación es no-verbal. Practica las habilidades no-verbales y observa la respuesta de los receptores.

4. Mejora tus habilidades como oyente. Los deportistas deben sentir no sólo que puedan hablar con él, si no también son “escuchados” por sus entrenadores.

4.1. Pon atención al escuchar. Mirar al deportista cuando habla y tener el cuerpo encarado a él, son los primeros pasos para dar a entender (a través de la comunicación no-verbal) que estás escuchando.

4.2 Evita interrumpir. La impaciencia y la anticipación provocan que unos interrumpan a otros antes de que hayan terminado de hablar. Esto resulta irritante para el emisor. Es importante permitir que los deportistas se expresen sin interrupción.

4.3 Utiliza la técnica del puente. Para hacerle saber al emisor que les estamos escuchando debes utilizar alguna forma de enlace o puente (p. ej., asentir con la cabeza o utilizar frases como, ‘Ya veo, continúa”), e indicar que sigues lo que se está diciendo.

4.4 Parafrasea lo que se ha dicho. Puedes hacer saber al emisor que has entendido exactamente lo que se ha dicho

4.5 Invita las aclaraciones. Si tienes dudas o no estás completamente seguro de lo que se ha dicho, solicita más información.

4.6 Solicita primero información del deportista. Cuando se aprecia un rendimiento determinado o un resultado específico, resulta fácil para el entrenador saltar al escenario dando sus razones. En ocasiones, puede que éstas no coincidan con la percepción o punto de vista de los deportistas.

4.7 Mejora tu credibilidad. Si la fuente del mensaje se considera verosímil, el mensaje será aceptado con mayor facilidad.

a. Tener un conocimiento excelente.

b. asegúrate de lo que se dice es importante y tiene sentido.

c. Utiliza mensajes simples.

d. Utiliza todos los canales de comunicación que sean posibles.

e. Adopta una postura positiva en la forma de entrenar.

f. Se sincero.

g. Cuestión de hablar no de persuadir.

h. Envía mensajes ricos en información.

i. Comunícate con consistencia.

j. Ajustar el tono.

Mantén una ambiente cálido y amigable ya que a los deportistas les suele gustar la informalidad (sin demasiados protocolos o parafernalias) y esto aumenta la posibilidad de que respondan más positivamente.
Sonríe cuando sea apropiado, pues ayuda a que los demás se sientan más relajados.

Anima a los deportistas a expresar sus puntos de vista y a respetar las ¡deas de los demás.
La gente se siente mejor cuando sus opiniones son valoradas por los demás.

Ofrece apoyo, especialmente en las sesiones de entrenamiento largas o más difíciles.

Sobretodo, confía en tus deportistas y ellos te devolverán la confianza.

 

 

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

 

confianza en uno mismo

LA CONFIANZA EN UNO MISMO EN LOS DEPORTISTAS

En el deporte, se habla continuamente de rachas ya sea para valorar la actuación de un equipo o de un deportista. Cuando las cosas van bien, parece que todo es más sencillo, no cuesta anotar o dar buenos golpes de raqueta, incluso parece que la suerte está de nuestro lado. En cambio, cuando las cosas salen mal, se cometen más errores, más distracciones y la suerte no llama a la puerta.

Estas sensaciones no son incontrolables, es decir, tener una buena racha o no, no depende del azar, depende de la actuación del deportista. Y es aquí, donde tenemos que hacer mayor hincapié, el deportista puede cambiar su suerte a través del trabajo y la confianza en uno mismo.

Desde que somos pequeños, vamos conformando nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos a través de nuestra historia de éxitos y fracasos. Cuando tenemos más éxitos que fracasos solemos tener una mayor confianza en nosotros mismos y cuando son los fracasos los que superan a los éxitos, nuestra confianza disminuye.

Pero ¿cómo las valoraciones negativas pueden minar la confianza de un deportista?.

En primer lugar, cuando la atención, ya sea del deportista o del entorno, se centra única y exclusivamente en lo negativo, esto empieza a magnificarse, por tanto, empieza a aumentar la presión y el miedo a hacerlo mal, disminuyendo la confianza en uno mismo. Esto incrementa el número de errores y, por tanto, las valoraciones negativas. Este círculo vicioso puede ir aumentado cada vez más hasta convertirse en un problema grave, generalizando los errores a otros aspectos.

Segundo, ante un error, solemos pensar estrategias, maneras de corregirlo. Cuando el error se produce sobre un gesto técnico, empezamos a realizar su ejecución de forma consciente, es decir, realizando variaciones para conseguir hacerlo bien, por lo que al final lo hacemos mal.

Los gestos técnicos, una vez aprendidos e interiorizados, pasan a realizarse de forma automática, debiéndose evitar hacerlo de forma consciente (excepto en períodos de formación o de corrección de gestos técnicos). Por ejemplo, otra conducta automatizada sería conducir. 

¿Cómo mejorar o incrementar la confianza en uno mismo?

1. Desdramatizando los errores y centrando la atención en los aspectos positivos. Es decir, quitar importancia a los fallos, resaltando los aciertos.
2. Trabajando los errores con paciencia. La realización de un gesto técnico depende únicamente de la acción del deportista, no del azar; por tanto, puede mejorarse mediante un trabajo planificado, guiado y constante.

3. Favorecer pruebas de éxito. Es decir, resaltar los aciertos en el gesto o la actuación que se está mejorando 

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

psicologia del deporte

IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN ENTRE ALUMNO Y ENTRENADOR

Posiblemente, no hay un elemento más importante en el entrenamiento de un deportista que la comunicación con su preparador. Los logros en su rendimiento se condicionarán, no solo por el estilo en la dirección, sino también, por la forma en que lleguen a interactuar. El entrenador necesitará poseer una comunicación efectiva. Debe contar con conocimientos profundos sobre la actividad que dirige, pero también debe saber transmitirlos.

Un entrenador efectivo estará enviando y recibiendo mensajes en variadas situaciones (introducción técnica, estrategia, corrección de errores, diálogo).

Cuando comunica envía dos partes vitales: el contenido y la emoción. El primero es la sustancia misma del mensaje, mientras que el segundo es como lo siente uno. Ésta es una forma no verbal con diferencias en el tono de voz, expresiones faciales y corporales. En la esfera deportiva la mayoría de las veces es más importante el cómo se dice, que el contenido del propio mensaje.

Hay que tener en cuenta que la interpretación del mensaje se basa no solo en lo que se dice, sino en cómo se dice. 

Entre las capacidades que entrenador y deportista deben desarrollar, una de las más importantes es la de saber comunicar de manera efectiva. Todo preparador debería saber que su éxito como profesional dependerá en gran medida de su capacidad de comunicación.

No podemos considerar un modelo único de comunicación ni para distintos deportes ni para el mismo deporte, pues dependerá de las personas que interactúen. Lo más importante es que el mensaje sea veraz, claro y comprensible.

Si, por ejemplo, un entrenador pide un esfuerzo extraordinario a su equipo, las reacciones de los miembros de ese equipo pueden ser muy diferentes.

Mientras algunos lo harán solo porque el entrenador lo ordena, otros necesitarán conocer la importancia del objetivo para implicarse en un esfuerzo cuya finalidad se les escapa. Otros prefieren saber y valorar con su entrenador las ventajas que se siguen a la decisión tomada . El preparador que no esté al tanto de las diferentes formas de pensar de cada uno, tendrá problemas si lo único que piensa es imponer su autoridad.

Una de las estrategias fundamentales para una buena comunicación consiste en entrar en sintonía con la persona con la que se quiere interactuar. Debemos introducirnos en su marco de referencia, para que desde ahí comience a escuchar.

El modelo del mundo o el marco de referencia es muy diferente para cada persona. Su pasado, su presente, sus sentimientos, sus pensamientos y sus recuerdos conforman su personalidad. 

El preparador ejerce diferentes papeles en la formación del deportista. Debe ser tenaz observador de la atmósfera social de su equipo o de las personas a las que está entrenando. Ser lo suficientemente sagaz como para lograr establecer relaciones con ellos de carácter afectivo, que le permitan aconsejar y seguir de cerca los factores que más allá del régimen de entrenamiento afectan al deportista.

La relación que se establece entre el deportista y su entrenador es de vital importancia, pues de ello depende en muchas ocasiones que el deportista sea capaz de dar lo mejor de sí mismo y de conseguir los mejores resultados.

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

TE MOLESTA LA RODILLA AL PRACTICAR KARATE? SE TRATA DE UNA LESIÓN?

lesión en la rodilla

Las rodillas reciben el golpe un combate, patadas a los postes a la posición de kiba dachi, la flexión, el impacto y el movimiento explosivo constante, todo suma. Si experimentas dolor en la rodilla por practicar karate, podrías estar sufriendo por una serie de cuestiones.

Hiperextensión
Cuando practicas patadas en el aire, tu maestro probablemente te dice que no patees con toda tu fuerza.

Las patadas frontales sobre todo son alimentadas por la fuerza de tu centro, cuádriceps y flexión de la cadera. Si eres muy fuerte, estos músculos podrían sobrepotenciar la articulación de la rodilla. Patear a pleno motor al aire sin un objeto sólido para detener el arco puede causar la hiper-extensión de la pierna o básicamente doblarla hacia atrás.

Lesiones de rotación
Las lesiones por rotación ocurren cuando tu estabilidad es pobre o eres perezoso con tu cuerpo. Piensa en tu pierna de apoyo cuando pateas. ¿Te tambaleas o giras el cuerpo en su totalidad? Las rodillas están diseñadas para funcionar como bisagras y tratar de ajustar su posición, girando el cuerpo sin mover el pie pone enorme presión sobre los tendones y los ligamentos.

Presta mucha atención al aprender nuevos movimientos y muévete lentamente  con movimientos nuevos hasta que estés seguro de que eres lo suficientemente fuerte y con suficiente equilibrio como para estabilizarte de forma segura.

Las lesiones por uso excesivo
La causa más común de una lesión en la rodilla es el uso excesivo. Si el dolor es en los laterales de la rodilla, lo más probable es que sufras un síntoma en la banda iliotibial y si es en la parte delantera de la rodilla es probable que el síndrome sea patelofemoral.

Estas mismas lesiones son comunes en los atletas de muchos deportes y pueden causar problemas crónicos si no se tratan. El estrés repetitivo en la rodilla a menudo apoyando todo el peso del cuerpo, desgasta las partes. Fortalece los músculos isquiotibiales y cuádriceps prestando mucha atención a la forma en que puedes prevenir o ayudar a mitigar el dolor. 

Cuándo preocuparse
Si el dolor es repentino, grave o va acompañado de inflamación, busca atención médica.

El descanso, el hielo, la compresión y la elevación de la pierna son generalmente suficientes para los síntomas leves y el ibuprofeno puede ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación. Si tu dolor empeora en el transcurso de unos pocos días, consulta a tu médico. 

Autor:Angela Brady ; http://www.livestrong.com/es/dolor-rodilla-practicar-info_13199/

ARTICULACION DOLORIDA

COMO PODER ALIVIAR TUS ARTICULACIONES DOLORIDAS DESPUÉS DE UN ENTRENAMIENTO

El ejercicio es algo que cada persona tiene que hacer con regularidad. A veces, después de ejercitarnos, nos sentimos adoloridos, un poco rígidos o incluso tenemos articulaciones inflamadas y adoloridas. Hay varias maneras de ayudar a aliviar las molestias en las articulaciones después de hacer ejercicio.

Aminora las molestias de tus articulaciones después de hacer ejercicio tomando medidas preventivas antes de empezar tu entrenamiento.

No hagas ejercicio de alto impacto aeróbico si tienes problemas con las articulaciones. Intenta caminar velozmente en lugar de trotar, o aeróbicos de bajo impacto en lugar de alto. Pero aún más importante, calienta y estira tu cuerpo adecuadamente antes de comenzar a ejercitarte.

Termina tu periodo de ejercicio o acondicionamiento físico y tómate tu tiempo para enfriarte y estirarte. Los estiramientos son tan importantes después del ejercicio como lo son antes del mismo, los cuales ayudan a que tus músculos y articulaciones se relajen y a evitar el dolor posterior.

Toma un baño tibio para relajarte. Recuéstate y relájate en tu bañera. Un baño tibio, especialmente en una bañera de hidromasaje, le ayuda a todo tu cuerpo después de una sesión de actividad física. Si no tienes tiempo para un baño largo, al menos toma una ducha tibia. Ésto ayudará a tu cuerpo a relajarse para una noche de descanso.

Coloca una bolsa de hielo en la articulación con dolor o hinchazón después del ejercicio. Si una de tus articulaciones suele hincharse después del ejercicio, es recomendable invertir en una bolsa térmica de tipo más terapéutico.

Unta tus articulaciones con analgésico tópico, pomada o linimiento para ayudarte a aliviar el malestar. Hay muchos tipos en el mercado, y puedes encontrar varios que te brindan la sensación fría y de cosquilleo sin tener que usar bolsas térmicas. Tal vez necesites probar con varios antes de encontrar el producto de tu preferencia.

http://muyfitness.com/como-aliviar-las-molestias-en-las-articulaciones-despues-del-ejercicio_13067028/

prevención de lesiones

Ejercitar las articulaciones para evitar futuras lesiones es sencillo, pero requiere constancia y dedicación. Es importante practicar algún deporte para conseguir fortalecer la musculatura y evitar así posibles daños o lesiones.

Las articulaciones son más propensas a las lesiones cuando los músculos y los ligamentos que las sostienen son débiles. Por eso, es fundamental evitar el sedentarismo y ejercitar el cuerpo. El primer paso para hacer deporte es el calentamiento. Gracias a este periodo de preparación, los músculos consiguen soportar la intensidad del trabajo que más tarde el deportista va a realizar.

A través de ligeras contracciones se consigue que los músculos se contraigan con mayor velocidad, potencia y eficacia. De este modo, se potencia el movimiento y no se perjudica la coordinación.

Algunos de los efectos beneficiosos que produce la preparación son:
• Reducción de la viscosidad muscular;mejora la contracción-relajación muscular
• Mejora de la elasticidad de la musculatura y los tendones.
• Aumenta la temperatura corporal;acelera el metabolismo y permite que el organismo utilice más eficazmente los sustratos fundamentales para la producción de la energía.

La mayoría de lesiones producidas en el deporte se debe a métodos de entrenamiento incorrectos; anomalías en la estructura de la persona que hacen forzar más unas partes del cuerpo que otras, y a la debilidad de los músculos, tendones y ligamentos.

Una vez que se ha producido una lesión, resulta crucial un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado, así como fomentar los hábitos que contribuyan a una sensación de bienestar y a una mejor calidad de vida.

Recomendaciones para evitar que las articulaciones resulten dañadas al hacer deporte:

• Evitar el sobrepeso: las estructuras articulares están diseñadas para una determinada fisionomía. 
• Tener una musculatura adecuada: el control que ejercen los músculos sobre la articulación es importante.
• Prepararse antes de practicar deporte: no todos los ejercicios se adaptan a las condiciones físicas y estructurales de una persona.

LESIONES por sobreentrenamiento

Las lesiones por sobreentrenamiento se desarrollan con el tiempo, y casi nunca son un “episodio” aislado. Un patrón muy común es el siguiente:

⇐ Desarrollo gradual de dolor; más notorio después de la actividad. 

⇐ Se siente el dolor durante y después de la actividad; ningún calentamiento o actividad continua, cesa el dolor.

⇐ Finalmente, el dolor es constante, aun si están o no en la actividad.
La clave para evitar lesiones por sobreentrenamiento, es observar las señales de precaución que el cuerpo manda en forma de dolor y que son los mecanismos de alerta interna del cuerpo. NO IGNORE ESTAS SEÑALES.

Las lesiones por sobreentrenamiento, son comúnmente causadas por trabajo repetido
en una parte del cuerpo. En general, usted debe observar y notar cualquier anomalía. EL RECONOCIMIENTO TEMPRANO Y LA CANALIZACIÓN RÁPIDA ayuda a los atletas a evitar lesiones que los incapaciten a lo largo del tiempo.

En particular, tome las siguientes medidas:
.- Asegúrese de que los deportistas calienten de manera apropiada y de que estiren
correctamente todos los músculos que usarán durante la actividad.
.- Monitoree cuidadosamente el entrenamiento de los atletas. Evite aumentos muy
grandes en la intensidad o duración, ya que por lo regular terminan en condiciones
de sobre entrenamiento. Planee su entrenamiento de forma que el progreso sea gradual y sistemático hasta que el cuerpo se pueda adaptar.
.- Revise el equipo de sus alumnos y la superficie sobre la cual van a jugar. 

Extraído del Manual para el Entrenador Nivel 2 SICCED.