El karate-do tiene para muchos la imagen de un arte de defensa personal, pero excede con mucho los límites del deporte. Es una hermosa síntesis entre la práctica física, mental y espiritual. Sus practicantes utilizan técnicas de pegada, golpes y patadas sin armas. El entrenamiento se centra en kata (formas), kihon (técnicas básicas) y kumite (intercambios).

Las técnicas de combate se desarrollaron por primera vez en la antigua China antes de llegar a Okinawa y convertirse en un arte marcial original. Desde 1922, cuando el karate se extendió por todo Japón, ha sufrido muchos cambios y progresos. Hay varias escuelas, cada una con un estilo diferente.

Información general

Federación Japonesa de Karatedo

6F. Nippon Zaidan No.2 Bldg., 1-11-2, Toranomon, Minato-ku, 2-3, Kitanomaru-koen, Chiyoda-ku, Tokyo.
Tel.: 03-3503-6637
Estación Kudanshita (líneas Hanzomon, Tozai y Shinjuku).
http://www.jkf.ne.jp/

Dojo

Los dojo enumerados aquí aceptan que los visitantes observen los entrenamientos. Algunos también aceptan visitas puntuales de practicantes extranjeros.
Seguis leyendo KARATE: MENTAL, FÍSICO Y ESPIRITUAL


Los maestros de antaño utilizaban los katas como un medio de registrar las lecciones que habían aprendido de los diferentes individuos y sistemas de lucha, y para después transmitir aquellas lecciones a otros.

Al hablar de kata, Motobu escribió una vez:
“Los estilos Naihanchi, Passai, Chinto y Rohai ya no perduran hoy en China y sólo permanecen en Okinawa como artes marciales activas.” (“Okinawan Kempo” traducido por Ken Tallack). Motobu consideraba que cada kata era un registro de un sistema de lucha.

Los katas fueron desarrollados para asegurar que los métodos más efectivos de un individuo o estilo en particular no se perdían. Por consiguiente el kata puede definirse como “una forma de registrar y resumir las técnicas y principios combativos clave de un estilo de lucha”.

El kata proporciona un vínculo vivo con el sistema antiguo.

El kata necesita ser estudiado activamente, a diferencia de simplemente “practicado”. Gichin Funakoshi (fundador del Karate Shotokan) consideraba “inútil” la práctica de kata sin aprender a aplicarlos en situaciones reales.
Sin estudio en profundidad del bunkai, la práctica de kata pierde todo significado.

Sin una comprensión del kata, el Karate es un sistema terriblemente inadecuado e incompleto. ¡el kata es el programa de estudios!

Seguis leyendo ESTUDIO DE KATA

Gichin Funakoshi apoyaba la vertiente espiritual del Karate-Do y le daba mayor importancia que las técnicas de combate.

Advirtió a sus discípulos: “Sin el código educativo se perderá el espíritu del Karate. Humildad, bondad y modestia deben distinguir a un Karateka. La exhibición de un Kata también debe irradiar resolución y autoconfianza.

Esta combinación entre modestia y resolución, entre humildad, educación y espíritu de la explosividad de la lucha permite una armonía interna, uniendo cuerpo y espíritu.

Funakoshi lo denomina el verdadero secreto del Karate: La convivencia con el adversario; la finalidad última del Kata consistiría en una mutua cooperación.

En el ámbito técnico existen, a partir de aquí, una serie de descripciones más o menos amplias de cómo alcanzar la versión ideal del Kata.

Funakoshi:

– Aplicación correcta de la fuerza (duro-suave)
– Tensión y distensión
– Velocidad correcta (lento-rápido)
Seguis leyendo EVALUACIÓN DE UN KATA