mokuso

Mokuso, pronunciado “moh-kso” (黙想), es un término japonés para meditación que viene a significar algo así cómo “mirar en silencio hacia el corazón” aunque también se le atribuye la traducción de “reflexión tranquila”.

Es el concepto de un estado que se alcanza mediante el entrenamiento mental, unido a la relajación y respiración que, combinados con la postura adecuada, nos permiten regresar al estado mental de un recién nacido carente de miedo, sin conocimiento de lo que es el estrés, el dolor, la duda, etc.

Nos capacita para dejar la mente en blanco y concentrarnos para poder afrontar diferentes situaciones sin que emociones o dudas restrinjan nuestros movimientos. 

En que consiste?

Cuando hacemos randori, cuando luchamos en un campeonato o simplemente cuando nos enfrentamos a un agresor nos defendemos y contraatacamos concentrándonos en las técnicas que conocemos. Si un luchador experimentado vacía su mente de emociones o pensamientos que le distraigan llega un momento en que puede realizar los movimientos y técnicas de forma automática y natural. Estar tensos y bajo el yugo de emociones nos hace desperdiciar energía y velocidad, fijarnos en cosas que no son importantes y desatender aspectos del combate que pueden ser decisivos.

Con la mente en blanco, concentrada en la lucha o entrenamiento, un luchador no está sometido a nada, Puede reaccionar y actuar de forma más intuitiva a la hora de entrar en el tatami o de enfrentarse a un oponente.

Cuando se realiza?

A la hora de practicar mokuso se combinan la postura corporal, la respiración y la concentración.

La Postura 

mokuso-zittendLa postura corporal óptima para realizar mokuso parte de seiza. Adoptaremos una postura cómoda, con los empeines pegados al suelo y la columna totalmente recta. Debemos estirar la espalda como si quisiéramos tocar el techo con la cabeza, retraer la barbilla ligeramente hacia atrás y hacia el pecho y dejar los hombros muy relajados.

El dorso de la mano izquierda debe descansar sobre la palma de la mano derecha. Ambos dedos pulgares deben hacer contacto en la punta formando una especie de ojo o cavidad frente al hara (bajo abdomen), como si fueran una prolongación uno del otro. Otra variante de las manos es colocarlas sobre los muslos en seiza con los dedos pegados y apuntando hacia dentro. Debemos cerrar los ojos o entornar los párpados con la mirada baja.

La respiración

Es la clave para realizar mokuso correctamente. Debe partir del abdomen y trabajando con el diafragma. Ha de realizarse en ciclos lentos y pausados.

mokusoHa de ser lenta, relativamente larga y profunda pero no forzada, de forma natural y automática. La exhalación debe realizarse con la boca ligeramente abierta. 

Hemos de concentrarnos en todo momento en el movimiento del abdomen hasta que lo hagamos instintivamente. Controlando la respiración reducimos nuestro ritmo cardiaco y el estrés, las pulsaciones bajan y nos relajamos física y mentalmente.

La concentración

Hay que tratar de dejar la mente en blanco y alcanzar un estado mental sereno. Sin embargo, dejar de pensar es algo fácil de decir pero no tanto de hacer. Lo ideal es que nos centremos en la postura y la respiración para que la mente se concentre y nos lleguen la menor cantidad de pensamientos posibles.

Todo el proceso se hará con los ojos cerrados o entornados para evitar estímulos externos y percibir mejor las sensaciones interiores de nuestro cuerpo y respiración. La inmovilidad del cuerpo ayudará a retener la mente. A la hora de realizar mokuso, es imprescindible establecer una rutina basada en una dedicación real a la meditación. No se deben esperar resultados inmediatos pero tras aproximadamente un mes de practica -de 15 a 30 minutos al día- notaremos una gran diferencia.

Si la práctica es correcta, la energía positiva y la sensación de bienestar interior se convertirán en una parte indispensable de nuestro día a día. 

http://www.clubkisoku.com/secciones/articulos

 

images

En la actualidad, el Kumite significa para muchos karatekas la expresión máxima del Karate do. Pero constituye un peligro,y muchos importantes maestros del Karate do lo advierten, que es la pérdida del carácter fundamental del Karate do, debido a la ansiedad por ganar en las competiciones.

El Karate do iría perdiendo contenidos esenciales del arte de combate original (Budo), ya que nuestros deportes occidentales reflejan exactamente nuestra sociedad de rendimiento. El ejercicio de las artes del Budo se dirige hacia el interior buscando el perfeccionamiento de la personalidad.

“El Karatedo es el camino hacia la superación física y mental del propio Yo.” Esta concepción no se puede llevar a la práctica sin el Kata.

Por esta razón, los maestros verdaderos de este arte marcial siguen considerando el Kata como pieza clave del Karate do, como aquella parte  que manifiesta el carácter real de este arte marcial.

Practicar el Kumite con el único objetivo de vencer a los demás en la competición, significa escoger el camino más fácil e ignorar que resulta ser más difícil y valioso vencerse a uno mismo. Incluso en el Karate do moderno, el Kumite no debe sustituir el Kata.

El Maestro Nakayama lo expresa de la siguiente manera: “Kata y Kumite representan las dos ruedas de un carro”. Sólo el equilibrio entre Kihon (técnicas básicas que se aprenden como un fundamento), Kumite (combate) y Kata posibilitan la correcta comprensión del Karatedo y es entonces cuando se puede hablar de Karate do, propiamente dicho…

Pero en este contexto no debemos simplificar las cosas: hay personas que consideran el Karate do que sólo busca el éxito en las competiciones como amputado”; en cambio, debemos afirmar también que los Katas pueden sufrir el mal uso de servir en primer lugar para ganar en los campeonatos.

También aquí se observa un perfeccionamiento occidental con énfasis en el rendimiento externo (sobre todo para las competiciones de Katas), de manera que la exhibición de un Kata se reduce a la perfecta presentación de aspectos superficiales. Se valora sólo el aspecto profano de la técnica, como por ejemplo, “ si el pie izquierdo del Kokutsu-Dachi se coloca exactamente a 90º del pie de adelante” o si la “posición de los pies o de la mano es la correcta…” Es decir, se trata de presentar un Kata igual que a un ejercicio gimnástico muy difícil.

Es evidente también que el aspecto externo debe tener su importancia. Constituye un requisito, pero no es el único. Porque incluso cumpliendo con estos detalles técnicos, la exhibición de un Kata puede resultar vacía y sin vida. La práctica de reducirlo todo a una eficiencia puramente deportiva (dominio corporal hasta llegar a una exhibición artística), consigue facilitar la puntuación del kata siguiendo criterios deportivos, sobre todo para aquellas personas que nunca comprendieron el verdadero sentido del kata. Pero de esta manera no se acierta la esencia del Kata:

La implicación del alma, la postura mental que puede ser vinculada a través del kata, la irradiación del ritmo, seguridad, tranquilidad y espíritu explosivo de lucha, todo ello puede ser expresado por un karateka más que por otro, aunque falle algún aspecto técnico externo.
Pero es evidente que todo esto no se puede medir tan fácilmente como los aspectos técnicos, por superficiales que sean. En ello siempre interviene la propia experiencia con la correcta comprensión del Karate do, no tanto como deporte sino más como camino hacia la superación física y mental del propio yo.

CONCLUSIÓN: Desde luego, el Kata es más que la suma de una serie de técnicas aisladas que se realizan de la manera más perfecta posible. 

Unas técnicas básicas perfectas constituyen el fundamento para una buena realización del Kata. Pero un buen kata no sólo se consigue con técnicas exactas. 
Las técnicas fundamentales exactas constituyen un requisito importante, pero se requiere más para que la exhibición del kata impresione o conmueva al espectador.
Por todo ello, se debe cuidar el aspecto espiritual del Karate do igual que su aspecto físico.

http://www.clubkisoku.com/secciones/articulos

karate_slider1

El Karate-Do en la actualidad, aún cuando ya se considera técnicamente un deporte, continúa siendo un arte marcial tradicional, pero cada vez más se inserta, en la esfera deportiva. Uno de los aspectos mas significativos, para el Karate-Do ha sido la “invasión” científica, que ha sobrepasado su reglamentación, organización y planificación. Un aspecto importante,  es que ha recibido aportes muy relevantes de la ciencia como la Fisiología, Pedagogía, Medicina, Metodología, Biomecánica, Bioquímica y Psicología entre otras, debido a que este es el proceso de la preparación deportiva actual.

Acondicionamiento Físico: garantiza el adecuado funcionamiento orgánico, para el aprendizaje y perfeccionamiento de los movimientos, propios de cada deporte.

Preparación técnica: ésta, conjuntamente con la preparación psicológica, garantizan la posibilidad de realizar estos movimientos en situaciones reales y con elevados índices de efectividad (preparación táctica).

Preparación Física: está orientada al desarrollo de capacidades, fortalecimiento de órganos y sistemas, y al incremento de las posibilidades funcionales orgánicas. El contenido fundamental de la preparación física radica en el desarrollo de las capacidades físicas, especialmente de fuerza, resistencia, rapidez y movilidad. Estas capacidades, que se designan también en su totalidad con el concepto de condición, son un requisito fundamental para una elevada facultad de rendimiento deportivo, y es igualmente válido para aquellos deportes en los cuales, la técnica deportiva, el objetivo es la puntuación.

Rapidez y resistencia. El Karate-Do competitivo depende en gran medida del dominio que se tenga en múltiples y complicadas habilidades técnicas y tácticas, además se expresan en resultado, el acondicionamiento y la preparación física. Como ejemplo en torneos tanto en Kumite o en Katas, se tiene que mantener una constante línea la cual no puede bajar por la fatiga.

Podemos definir como “una cualidad que se puede mantener a un nivel de intensidad y de coordinación adecuada durante el mayor tiempo posible, de acuerdo a los requerimientos propios de las acciones motoras específicas de la disciplina deportiva”.

CARACTERÍSTICAS DE LA RESISTENCIA ANTES DE ENTRENAR

1-Examen Médico: Se deberá incluir un examen de sangre para detectar posibles anemias, diabetes… Un electrocardiograma de esfuerzo como mínimo, aunque el entrenador y el preparador físico deberán estar atentos a la aparición de síntomas como ejemplo una exagerada respiración, temblores, nauseas etc.

2-El Entrenamiento Individualizado: No todos los organismos humanos son iguales. Éstos reaccionan distinto ante los diferentes estímulos físicos. La aparición de fatiga puede ser más temprana en unos que en otros

3-El Entrenamiento Progresivo: Sólo la variación y el aumento progresivo de la carga de trabajo produce en los organismos humanos cambios, pues éste reacciona sólo ante los esfuerzos que no están acostumbrados. A su vez se deberán estimular todas las zonas del cuerpo, en especial el aspecto cardio pulmonar (trabajo aeróbico) en la etapa del desarrollo estimulante del Karate-Do

Uno de los grandes inconvenientes en el desarrollo de un artista marcial es el “aburrimiento”, ya que se ha estudiado que durante algunos entrenamientos se crea el (una falta de atención, por la constante repetición técnica). El desarrollo de un alumno en la Academia de Karate-Do debe estar orientado hacia un objetivo determinado, que se base en, el aprendizaje de la técnica adecuada y el desarrollo de la resistencia y la fuerza. En forma amena, sin estrés durante el transcurso de una preparación para un torneo, el PRE-equipo, y el equipo definitivo deben tener una preparación psicológica y técnica “especial”, y distinta para cada uno de ellos.

PREPARACIÓN HACIA UN OBJETIVO
. Preparación general (clase común)

. Variable

. Especial

PREPARACIÓN ESPECIAL
. Desarrollo de la resistencia específica

. Desarrollo de la fuerza específica

 . Aplicación de la técnica aprendida..

Como lo señalamos en el periodo correspondiente al entrenamiento, debe prevalecer el ejercicio aeróbico, con poca participación de los procesos anaeróbicos lactácidos. A su vez debemos mantener a conciencia el principio de variabilidad. El entrenamiento de duración continua largo y medio consiste, en sesiones técnicas interrumpidas de relativa o larga duración. Las intensidades en las cuales se verá la explosividad técnica, estarán en relación con los tiempos a emplearse. El entrenamiento variable combina los anteriores, lo que permite combinar cargas de alta intensidad con valores cercanos al VO2 Máximo y cargas más suaves, sub. Aeróbicas o súper aeróbicas.

EFECTOS EN EL CUERPO HUMANO DEL ENTRENAMIENTO CONTINUO APOYADOS EN LA BIOMECÁNICA 

. Efectos recuperatorios y regenerativos.

. Se desarrolla economía en los movimientos.  

. Capilarización muscular.

. Optimización del metabolismo de los ácidos grasos.

. Recuperación de la proteína mitocondrial.

. Bajos niveles de ácido láctico.

Federación Española de Karate

PRACTICA  KARATE EN UN CLUB FEDERADO, EXIGE TU LICENCIA

 

  • Pertenecerás a la ÚNICA organización deportiva oficial y legalmente constituida en España, registrada en el Consejo Superior de Deportes y Comité Olímpico Español, a través de tu Federación Autonómica.
  • Tendrás la GARANTÍA de practicar y/o aprender KARATE con profesores debidamente cualificados y titulados.
  • Los grados y títulos que obtengas tendrán VALIDEZ OFICIAL en España y podrán ser homologados en el resto del Mundo.
  • Podrás participar en las COMPETICIONES OFICIALES de tu Federación Autonómica y si te clasificas en los CAMPEONATOS DE ESPAÑA.
  • Puedes llegar a representar a ESPAÑA en nuestra Selección Nacional.
  • Es un derecho que la Ley otorga al deportista.
  • Tendrás el amparo de una Federación grande y organizada, con más de 65.000 karatecas y 1.600 clubes en su seno.
  • Tendrás la cobertura de asistencia médica que marca la Ley en caso de lesión deportiva.
  • Contribuirás al engrandecimiento de nuestro deporte que ocupa los primeros puestos en España por número de licencias y medallero internacional.
  • Podrás participar en las muchas actividades no competitivas que cada Federación Autonómica organiza anualmente.