El Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Paralímpico Internacional (IPC), el Comité Organizador de Tokio 2020, el Gobierno Metropolitano de Tokio y el Gobierno de Japón han acordado hoy las nuevas fechas para la XXXII Olimpiada, en 2021. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se celebrarán del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. También han convenido las nuevas fechas para los Juegos Paralímpicos, que se celebrarán del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

Los líderes de todas las partes principales se reunieron esta mañana a través de una videoconferencia, en la que han formado parte el presidente del COI, Thomas Bach; el presidente de Tokio 2020, MORI Yoshirō; la gobernadora de Tokio, KOIKE Yuriko; y la ministras para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, HASHIMOTO Seiko, quienes llegaron a un acuerdo sobre las nuevas fechas.

Esta decisión se fundamenta en tres motivos básicos, acordes con los principios establecidos por la Comisión Ejecutiva del COI el 17 de marzo de 2020 y confirmados en la reunión de hoy. Dichos principios contaron con el respaldo de todas las federaciones internacionales (FI) de deportes Olímpicos de verano y de todos los Comités Olímpicos Nacionales (CON):

1. Proteger la salud de los atletas y de todas las personas implicadas en los Juegos, así como apoyar la contención del virus de la COVID-19.

2. Salvaguardar los intereses de los atletas y del deporte Olímpico.

3. La consideración de los calendarios deportivos internacionales.

Seguis leyendo TOKYO 2021

La Federación Internacional de Kárate (WKF) confirmó el aplazamiento al año próximo del Mundial que iba a celebrarse del 17 al 22 de noviembre y las nuevas fechas de la competición que será en Dubai, del 16 al 21 del mismo mes de 2021.

El organismo que preside el español Antonio Espinós anunció en un comunicado el cambio de fechas acordado por el Comité Ejecutivo, tras muchas consideraciones, negociaciones y conversaciones con las autoridades locales y el comité organizador dado que «el bienestar y la seguridad de participantes y aficionados no pude asegurarse en estos momentos por la pandemia de la COVID-19».

«No ha sido una decisión fácil. Es la primera vez en los 50 años de historia de nuestro campeonato del mundo que no podrá celebrarse en la temporada en curso. Sin embargo, estoy seguro de que el torneo en 2021 mantendrá el progreso de nuestra competición y escribirá una nueva página de nuestra historia el año que viene en Dubai», dijo Espinós, que agradeció especialmente la cooperación de la federación de Emiratos Árabes y su presidente, Nasser Alrazooqi.

El cambio de fechas del Mundial absoluto alterará otras fechas del calendario, como el Mundial sub-21 que también se aplazará de este año a 2022 y el siguiente campeonato mundial en Hungría que se retrasará hasta 2023.

El Congreso que la Federación iba a celebrar el próximo noviembre en Dubai se retrasará igualmente doce meses, hasta la jornada previa al inicio del Mundial.

La última edición del Mundial se celebró en Madrid en 2018 con la participación de cerca de 1.200 deportistas de 131 países, la cifra más alta de la historia de la competición.

España sumó seis medallas, entre ellas el oro en la modalidad de kata individual de la talaverana Sandra Sánchez y la plata del malagueño Damián Quintero.

Los deportes de contacto son los que más se han tenido que readaptar a las nuevas condiciones sanitarias. La pandemia de coronavirus ha alterado los entrenamientos y competiciones de unas especialidades deportivas en las que, según la Sociedad Española de Medicina del Deporte, el riesgo de contagio es alto. El kárate ha dado un paso para reforzar las medidas de seguridad en la modalidad de combate (kumite).

Los karatekas de kumité suelen acompañar sus golpes con kiai (gritos agudos exhalados durante la ejecución de un ataque). La Federación Japonesa de Kárate había pedido que los deportistas se abstuvieran de gritar para reducir el riesgo de propagación del coronavirus.

La careta cubre completamente la boca del karatekas y está unida a un cascode protección similar a los que usan los boxeadores y los luchadores de artes marciales mixtas. Hasta ahora los karatekas pelean sin ningún protección en la cabeza. Con su uso la cantidad de gotas expulsadas al gritar podría reducirse entre un 95 y un 98 por ciento.

«Espero que se convierta en un modelo para los deportes de combate que han estado luchando por realizar eventos. También puede ser útil como referencia para contramedidas de infecciones en los Juegos Olímpicos de Tokio«, dijo Yoshihiro Sasakawa, vicepresidente de la Federación japonesa.

Estas máscaras se utilizarán este fin de semana en el Campeonato de la Universidad de Kanto en el Nippon Budokan de Tokio. Toshihisa Nagura, secretario general de la Federación Internacional de Kárate, estará presente en este evento y evaluará el uso de la máscara. «Puede ser importante para retomar la clasificación para los Juegos», apuntó Nagura.

Las nuevas pautas en Japón también permiten a los karatekas de kata, a quienes se les había prohibido gritar durante sus actuaciones en solitario, poder hacerlo aunque no usen el protector facial, siempre que se mantengan a cierta distancia de los árbitros y jueces.