CIVISMO JAPONES

“La escuela no es sólo estudiar lo que viene en los libros. Es aprender a cuidar de ti mismo y de tu entorno, y convertirte así en un miembro valioso para la sociedad”.

Japón es una nación que puede presumir de contar con una proporción de adultos jóvenes con educación superior de las más altas de entre los países de la OCDE. Sus alumnos obtienen puntuaciones superiores a la de estudiantes de otros muchos territorios en las pruebas PISA.

La formación escolar hace hincapié en inculcar unos valores que se consideran fundamentales, tales como los buenos modales, la tolerancia, la limpieza o el respeto por las personas y la naturaleza, de tal manera que el alumno va asumiendo esos códigos de conducta como algo natural.

En la guardería los niños tienen que descalzarse solos en la puerta y se lavan las manos al entrar en clase, una vez llegan a primaria van adquiriendo nuevas responsabilidades.

Las escuelas japonesas enseñan a los niños a ser independientes de una manera organizada y cuidadosa.

Hay hechos como los bajos índices de criminalidad o la limpieza de sus grandes ciudades que son atribuibles en gran parte a su sistema educativo. “Uno espera que le devuelvan la cartera si la pierde en el metro o que un restaurante le deje un paraguas si llueve al salir, porque saben que se lo devolverá en uno o dos días.

EXISTE UNA ESPECIE DE CÓDIGO DE HONOR NACIONAL

Entradas relacionadas